17 Abr

En un abrir y cerrar de ojos todo ha cambiado.

Hace tan solo poco más de un mes, escuchábamos con cierta incredulidad las noticias que llegaban desde China, sin darnos cuenta, empezamos a ser conscientes de la gravedad del asunto cuando veíamos las imágenes y escuchábamos los mensajes que nos llegaban de nuestros vecinos italianos dándonos una señal para pararnos.
En una sociedad donde la productividad y el consumo priman, de la noche a la mañana, se nos impone detener nuestro día a día, nuestros estilo de vida, y parar de verdad.
Al cabo de un mes de confinamiento en casa, nos damos cuenta que nos han quitado, lo más preciado: el contacto físico con familiares, amigos y seres queridos.
 
Todo ello nos invita y nos debe invitar a todos a REFLEXIONAR, tenemos que aprender a estar con uno mismo y a echar de menos todas esas cosas “normales” a las que antes no le dábamos la importancia que requería.
El virus nos recuerda cuán frágiles somos, cuán débil es la vida, que no somos imprescindibles, que todo lo que tenemos puede escaparse en un abrir y cerrar de ojos, nos exige cambios y a UNIRNOS para poder salir de esta situación.
Unirnos sin importar la raza, el sexo, la religión o las ideas políticas, unirnos como seres humanos que somos.
 
Desde Sushi Bar Minato queremos reiterar nuestro aplauso y agradecimiento, a el gran esfuerzo que tanto médicos como personal sanitario realizan día a día, sin olvidarnos de la policía, bomberos, trabajadores de supermercados, repartidores y todas aquellas personas SOLIDARIAS, grandes y pequeños, que se quedan en casa.
 
¡¡¡¡ GRACIAS !!!! 🙏❤️

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

LEAVE A REPLY